ANR Development Environment - Click to Move
Division of Agriculture and Natural Resources
University of California
Division of Agriculture and Natural Resources

ESPAÑOL

Los agricultores californianos producen aceite de oliva superior

El aceite de oliva de California puede costar un poquito más que los aceites importados y producidos en grandes cantidades que comúnmente se encuentran en supermercados, pero el asesor agrícola, Paul Vossen, dice que bien vale su precio.

"Un buen aceite de oliva añade un delicioso y sutil sabor a los alimentos, sus antioxidantes pueden neutralizar radicales libres en el cuerpo y es más pro ambiente que otros aceites porque no requiere calor o extracción química", explica Vossen quien ha viajado por el mundo estudiando la producción del aceite de oliva.

La mayoría de los aceites de oliva importados a la venta en comercios, añade el asesor, han estado en los estantes por mucho tiempo, están rancios o fermentados. Hasta la aseveración impresa en las botellas de aceite de oliva indicando que es "extra virgen" no significa nada. No hay una ley en EE. UU. que reglamente lo que es "extra virgen". Sin embargo, casi todo el aceite de oliva de California es más fresco y tiene mejor sabor, y el número de agricultores que se dedican a su producción va en aumento.

Una encuesta reciente de UC Davis determinó que en el 2008 se sembraron, con una alta densidad, 12,127 acres de olivos; setenta y ocho por ciento de estos fueron plantados entre el 2005 y el 2008.

"El sector de plantíos de olivos a gran densidad ha logrado un crecimiento impactante en sólo una década", dijo Dan Flynn, director ejecutivo del Centro de Olivos de UC Davis. " Esta encuesta, la primera que se conduce exclusivamente con la industria de olivos en el estado, saca a relucir las prácticas de los cultivadores y sugiere aspectos en los que la Universidad de California podría proporcionar asesoría.

Además, es importante concientizar a los consumidores acerca de la superioridad del aceite de oliva de California. Vossen cree que la clave para incrementar las ventas de este producto local es hacer que la gente lo pruebe. "Necesitan darse cuenta de lo fantástico que es", dice.

Preparado por: Jeannette E. Warnert
Adaptado al español por Myriam Grajales-Hall

Posted on Wednesday, February 3, 2010 at 12:42 PM
  • Author: Myriam Grajales-Hall

Hospitales ofrecen a sus pacientes más alimentos frescos producidos localmente

Investigadores de la Universidad de California han encontrado que los hospitales del área de la Bahía son pioneros en un movimiento en crecimiento: poner en las charolas de los pacientes y en el menú de las cafeterías hospitalarias alimentos cultivados localmente. Los investigadores dicen que comprar productos de agricultores locales es parte de una nueva tendencia para mejorar la calidad y sabor de las comidas que se ofrecen en los hospitales, con el fin de satisfacer tanto la demanda de estos productos por parte de los consumidores, como para responder a las preocupaciones sobre la conexión entre la alimentación y las enfermedades crónicas.

“Con sólo reemplazar los alimentos enlatados por verduras cultivadas localmente no se frena  el alto índice de obesidad y las enfermedades del corazón, pero esto puede incentivar a pacientes y clientes de las cafeterías a consumir más verduras diariamente”, dijo la co-autorora del estudio Gail Feenstra. “Y si hay un consejo que siempre dan los nutricionistas es que hay que comer más frutas y vegetales”.

Un ejemplo de la iniciativa, Farm-to-Hospital – un esfuerzo creciente que promueve un mayor consumo de alimentos saludables, como son las frutas y las verduras, al tiempo que se apoya la economía local – es el hospital John Muir Health System, ubicado al Este de la Bahía. Ahí el chef ejecutivo del nosocomio, Alison Negrin, quien fuera chef de algunos de los más reconocidos restaurantes en la Bahía, entre ellos Chez Panisse, ha reemplazado los alimentos congelados por productos frescos, cosechados a tan sólo unas 150 millas del hospital.

Ahora es común ver en las charolas de los pacientes de ese hospital, alimentos de la localidad y frutas de la temporada. Por ejemplo, en las cafeterías del hospital se ofrecen platillos con frutas cítricas que provienen de los huertos del Valle Capay; brócoli y coliflor, cocidos al vapor, y producidos en el  Condado de Monterey; toda una variedad de lechugas que ofrecen en el buffet de ensaladas; y hamburguesas preparadas con carne de vacuno criado localmente.  

Feenstra dijo que los hospitales tienen el poder adquisitivo para marcar una gran diferencia en las redes locales de producción de alimentos. "Estos gastan 12 mil millones de dólares en la compra de alimentos cada año”.

El reporte “Emerging Local Food Purchasing Initiatives in Northern California Hospitales”, está disponible en inglés en: http://sarep.ucdavis.edu/cdpp/fti/.

                                                                          Preparado por: Jeannette E. Warnert
                                                                      Adaptado al español por Norma De la Vega

Posted on Wednesday, February 3, 2010 at 12:36 PM
  • Author: Myriam Grajales-Hall

First storyPrevious 5 stories

 
E-mail
 
Webmaster Email: jewarnert@ucanr.edu